Una palabra de aliento siempre es un buen primer paso. Que sepa que estás con él.