¡NO! La venganza nunca es una buena solución.