Siempre es mejor hablar cara a cara, pero si no te animas, es un buen primer paso.